Los habitantes de Siberia miden la contaminación pese al riesgo de ir presos

Fecha de Publicación: 14/02/2018
Fuente: Agencia AFP
País/Región: Rusia


La "inacción" de las autoridades obligó a los vecinos de Krasnoyarks, una de las ciudades con la peor calidad de aire de Rusia
Exasperados por la "inacción" de las autoridades frente a la contaminación que cubre su región, los vecinos de Krasnoyarsk, una ciudad industrial de Siberia, decidieron medir ellos mismos la polución. Incluso a sabiendas que pueden ser juzgados por ello.
Con un millón de habitantes y decenas de industrias, entre ellas una de las mayores fábricas de aluminio del mundo, Krasnoyarsk figura en la lista de las ciudades más contaminadas de Rusia, según un reciente informe del ministerio de Ecología.
Pero como a nivel local las investigaciones sobre la calidad del aire no avanzan, algunos vecinos, siguiendo los pasos de Igor Shpekht, un informático de 34 años, decidieron medir ellos mismos las tasas de contaminación.
"Una niebla cubre regularmente Krasnoyarsk, la gente tiene problemas para respirar, pero los servicios meteorológicos aseguran que la tasa de elementos nocivos no supera las normas", se indigna Igor Shpekht.
"A causa de esta incoherencia, tenemos la impresión de que nos engañan. Tras varios años de inacción del ministerio de Ecología y los servicios meteorológicos locales, hemos decidido medir nosotros mismos los índices de contaminación", explica.
Igor Shpekht instaló siete aparatos, fabricados en Francia, para medir las partículas finas y publica las medidas en tiempo real en la página web krasnoyarsknebo.ru.
Los resultados muestran de forma reiterada niveles superiores a las normas, y a veces, muy por encima.
Frente a la multiplicación en Rusia de quejas sobre la cuestión, las autoridades admitieron que el sistema de medida de la calidad del aire era deficiente.
El presidente Vladimir Putin, en visita a Krasnoyarsk el 7 de febrero, ordenó a las autoridades locales elaborar lo antes posible un plan para mejorar la situación ecológica.

Evaluar la contaminación 'sin licencia'
Los aparatos instalados por Igor Shpekht registran el nivel de las partículas PM2,5, muy finas porque miden menos de 2,5 micrones de diámetro y especialmente tóxicas ya que penetran en profundidad en las vías respiratorias.
El proyecto de los residentes de Krasnoyarsk provocó en un primer momento la indignación de las autoridades rusas, que suelen desconfiar de las iniciativas individuales.
Los servicios meteorológicos locales demandaron a Shpekht por haber evaluado la contaminación "sin licencia".
"Los habitantes pueden medir la tasa de contaminación pero, según la ley, no tienen el derecho de publicar estos datos en internet", explicó la portavoz del departamento meteorológico en Krasnoyarsk, Oksana Salnikova.
La especialista reconoció sin embargo que su servicio, desprovisto de financiación, no disponía de equipos para medir los niveles de las partículas PM2,5.
Finalmente, el ministerio ruso de Ecología y su delegación local defendieron la iniciativa de los habitantes y la justicia desestimó la demanda.
"Estamos en contacto con los ecologistas. Y al final, bajo su presión, el ministerio adquirió equipos para medir las partículas PM2,5", indicó una portavoz del ministerio de Ecología de la región de Krasnoyarsk.
Igor Shpekht advierte sin embargo que la amenaza de un juicio no está totalmente descartada. Y parece preparado: "Nos gustaría que el proceso tuviera lugar para demostrar una vez por todas que tenemos razón".


Admin. de Notas, Guillermo Picallo, para SOS Alerta.

FUENTE

Eco Sitio

banner800x300

banner800x300

banner800x300

banner 10

banner11

banner 12

 

banner800x300

 

 

banner800x300

la araucaria publi sos