El Huracán Irma, con vientos máximos sostenidos que han alcanzado los 290 kilómetros por hora y que bien podrían superar los 340 kilómetros por hora, entró en tierra en Barbuda, una isla de la Organización de Estados del Caribe Oriental, que forma parte del estado de Antigua y Barbuda y donde residen unos 2.000 habitantes.

Sucedió sobre las 02:00 horas (hora local), el miércoles, según confirmaba el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos, y se había convertido en el huracán más potente jamás registrado en el océano Atlántico.

Irma devastó la isla de Barbuda. Las informaciones recibidas indican que la isla podría haber sufrido una pérdida prácticamente total.

Se confirma que el huracán ha causado al menos 18 muertos en el Caribe y siete desaparecidos, cientos de heridos, y daños materiales muy graves, incluidos los edificios públicos que se suponía eran los más resistentes y en las líneas de tendido eléctrico.

Sobre las 08:00 horas (hora local), la gigantesca tormenta se alejaba de la isla y pasaba sobre St. Martín, con su pared norte apuntando hacia Anguilla. Posteriormente, el huracán de categoría 5 giraba hacia Puerto Rico y amenazaba con causar una gran devastación en las islas cercanas, incluyendo St. Kitts, Nevis, las islas Vírgenes y la Española, compartida por la República Dominicana y Haití. Cuba también se vio amenazada por el huracán.

El temido huracán Irma se desplaza ahora hacia el sur de Florida, en máxima alerta y que ha ordenado la evacuación de medio millón de personas. El huracán, que ha disminuido su potencia a una categoría 4, sigue siendo extremadamente peligroso, y se considera de ferocidad nuclear. Posiblemente llegue a Florida a lo largo del fin de semana tocando tierra el sábado por la noche en el sudoeste.

No se descarta que Irma pueda tocar tierra en la densamente poblada zona de Miami-Fort Lauderdale, aunque la costa noroeste, costa de Georgia y la de Carolina del Sur, también se encuentran en peligro de ser las elegidas para la entrada del huracán. La incertidumbre es mayor para las zonas más al norte.

Las Carolinas y Georgia también han declarado el estado de emergencia.

El Presidente de los Estados Unidos ha pedido a quien se encuentre en el camino de este huracán que se marche inmediatamente y que se aleje de su trayectoria, admitiendo que podría una tormenta épica, nunca vista.

Los científicos especializados en huracanes afirman que no existe nada parecido en la historia de los huracanes del Atlántico.

FEMA y el Gobernador de Florida han instado a los residentes en los Cayos de Florida a abandonar el lugar inmediatamente ya que se prevén inundaciones históricas y daños materiales graves por el fuerte viento que acompaña al huracán. Según la Agencia Federal de Coordinación de Emergencias (FEMA), el huracán Irma va a “devastar los Estados Unidos” y sigue siendo “increíblemente peligroso”.

Se calcula que al menos 100.000 personas van a necesitar alojamiento y que la zona quedará días sin suministro eléctrico.

Miembros de las fuerzas militares de los Países Bajos se encuentran en la zona para ayudar a mantener el orden y distribuir ayuda en la colonia de St. Maarten, después de retirar escombros de la pista del dañado aeropuerto de la capital, al mismo tiempo que aseguran los amarres de los barcos en el puerto y lo preparan para la llegada de barcos de asistencia.

La última vez que Florida se vio afectada por un huracán de categoría 3 o superior fue en octubre de 2005 por Wilma. Wilma fue reconocido como el último huracán de mayor categoría que tocara tierra en los Estados Unidos, hasta que Harvey llegó a Texas el mes pasado.

FUENTE

Alerta Tierra

logo burbujitas con dirección

sos alerta anuncios gratis por 60 dìas 1

publicidad full home

sos alerta anuncios gratis por 60 dìas 1

banner11

banner 12

publicidad redes espacio terapeutico

publicidad bella musa

logo tujoyas funes